4 COSAS QUE TENÉS QUE HACER PARA SER MÁS PRODUCTIVO (SEGÚN LA CIENCIA)

productividad

Siempre escuchamos mil consejos sobre cómo aumentar nuestra productividad y no me dejarás mentir, la mayoría se resume a: come más vegetales y elabora listas. Todos creen tener la razón, pero la única que la tiene y está comprobada es: la ciencia.

Aquí algunos métodos para darle a tu cuerpo y mente lo necesario para que hagas un mejor trabajo.

1. Luz natural, por favor

Hay una fuerte relación entre tu lugar de trabajo, la luz del día y la calidad de vida según un estudio hecho por Northwestern University.

De acuerdo a este informe, los empleados que trabajan con luz natural duermen alrededor de 46 minutos más por la noche (y con mayor calidad) que los que no lo hacen. Y no sólo eso, los trabajadores que no tienen ventanas resultaron tener más problemas físicos y de trastorno de sueño que aquellos que laboran junto a la luz del día.

Está bien documentado que la falta de luz natural afecta los ritmos circadianos, mismos que puedes causar desórdenes en el sueño, depresión y otros síntomas.

Así que ya sabés, si trabajás en una oficina sin ventanas podés comprar una lámpara que simule la luz del día, o también podés cambiar de empleo.

2. Trabaja cada 1.5 horas

Trabajar a tiempos en lugar de hacerlo por horas en una sola tarea es más productivo.

Este estudio demuestra que nuestros cerebros tienen mucho sueño en las mañanas cada casi 90 minutos. Así que podrás trabajar mejor cada tiempo estimado. Esto te permitirá tener más creatividad y podrás hacer descansar tu cerebro.

3. Sé feliz

Aunque mucha gente crea que el éxito lleva a la felicidad, es al revés. La investigadora de la felicidad, Sonja Lyubomirksy, estudia la correlación entre la felicidad y productividad en su libro “The How of Happiness”.

Lo que ella concluyó fue que los resultados positivos de la felicidad van más allá de la alegría y el amor, pues afirma que cuando estamos contentos, tenemos más energía, mayor compromiso con el trabajo, mejores relaciones, más autoestima y salud física y mental.

4. Toma una siesta

Podrás pensar que las siestas son para los muy jóvenes o muy viejos, pero la ciencia ha probado que son increíbles para tu productividad. Aquí una pequeña lista que comprueba lo anterior,

  1. Las siestas te alejan del famoso burning out. David Randall escribe en su libro “Dreamland“que aquellos que las tomaban, mostraban mejor inteligencia emocional y funciones cognitivas.
  2. Un estudio de Harvard aseguró que con la ayuda de una siesta resolverás de manera más efectiva tus problemas pues ésta te ayudará a separar la información importante de la que no.
  3. Un estudio de la NASA afirma que una siesta de 26 minutos mejora el rendimiento un 34% y el estado de alerta general otro 54%.

Tomá el control de tu productividad e intentá estos tips, la ciencia los respalda.

Fuente: Entrepreneur.com

MITO POPULAR, EL CAFÉ NO TE DESPIERTA.

coffee-cup-working-happy

 

Una creencia generalizada indica que tomarse un cafecito “nos despierta”. Sin embargo, un grupo de científicos de la Universidad del Este de Londres concluyeron que la estimulación del café es sólo psicológica: “Si alguien se siente más activo después de haber tomado un café, probablemente se trate sólo de efecto placebo”, indicaron.

Los investigadores analizaron si el consumo de cafeína realmente tiene un efecto en la atención y el estado de ánimo o si sólo se trata de las expectativas que ponen en el café quienes lo toman diariamente, sobre todo en el desayuno. Los experimentos se realizaron con 88 voluntarios de entre 18 y 47 años que fueron divididos en dos grupos: la mitad debía consumir café con cafeína y la otra mitad, descafeinado. A algunos les hicieron creer que estaban bebiendo café con cafeína cuando en realidad era café descafeinado, y a otros se les dijo lo contrario. Luego, los expertos midieron el rendimiento mental, los tiempos de reacción y el estado de ánimo de los participantes del estudio. Los resultados mostraron que los que habían tomado café descafeinado, pero pensaron que habían consumido cafeína, mostraron una “mejora significativa” en su rendimiento mental y en su estado de ánimo. Algunos de ellos incluso realizaron las tareas requeridas mucho más efectivamente que quienes habían consumido cafeína. “El estudio demuestra que no hay ningún efecto positivo en el consumo de cafeína”, indicaron los autores de la investigación. “Tanto la cafeína como las expectativas de haber consumido cafeína mostraron una mejora en la atención y en la velocidad psicomotora”, afirmó Lynne Dawkins, de la Escuela de Psicología de la Universidad del Este de Londres. El estudio reveló, así, el efecto que tienen las “expectativas” del poder estimulante que tiene la cafeína: esa creencia en que la cafeína del café nos brindará un estímulo es tan grande que incluso sentimos ese estímulo cuando en realidad no está teniendo ningún efecto. Asimismo, luego de tomar las bebidas, “todos los participantes informaron de un incremento en la depresión, pero aquellos que consumieron cafeína o creyeron que la estaban consumiendo, dijeron tener menos depresión”, dijeron los expertos. Investigaciones anteriores ya demostraron que la cafeína es un estimulante que actúa en el cerebro y que puede combatir la fatiga y el sueño. También tiene un efecto en el corazón y puede incrementar en el corto plazo la presión arterial.

Fuente: http://www.larazon.com.ar/