Empezar tu start-up

Necesitás tres cosas para crear una start-up exitosa: empezar con buena gente, hacer algo que los clientes realmente quieran, y gastar lo menos posible. Una start-up que tenga las tres probablemente tendrá éxito. 
Y eso es muy emocionante cuando pensás en ello, porque las tres son factibles. Difíciles, pero factibles. Y dado que una start-up que triunfa normalmente hace ricos a sus fundadores, eso implica que hacerse rico también es factible. Difícil, pero factible. Si hay un mensaje que nos gustaría hacer llegar acerca de las startups, es ese. No hay un paso mágico que requiera de brillantez para resolverlo.
En el siguiente gráfico podés ver los pasos que tenés que atravesar para lograr que tu start-up tenga éxito.

TU-START-UP_Belephant-01