DEJÁ DE SER SOÑADOR Y APRENDÉ A SER EMPRENDEDOR A CORTO PLAZO

pymes

 

Cuando hablás de emprender, ¿Sabés qué es emprendimiento? y ¿Estás seguro de tu respuesta?, ¿Conocés la seguridad del ser emprendedor?

Imaginate situado con un grupo de personas mucho mayores que vos, con más experiencia y conocedores del tema. Uno de ellos te pregunta: “¿Vos qué estás haciendo para cambiar el mundo?”… Realmente ¿responderás con criterio o solo por contestar?

La duda siempre es una de las barreras para cualquier persona y para nosotros los emprendedores es totalmente lo mismo. ¿Por qué?

Bueno, cuando llega esa gran promesa de negocio y estás totalmente de acuerdo que vas a cambiar el mundo, lo primero que hacés es contarle a todo el mundo con la finalidad de obtener un “Suena bien” o “qué buena idea, ¿Cómo no se me ocurrió antes?” y cuando comenzás a plasmarla por escrito, físico o digital, te das cuenta que estás totalmente frío en el tema, que tus conocimientos no son del todo los indicados para llegar a tu objetivo, que necesitás gente que sepa sobre el tema, que necesitás capital para darle vida a esa idea, que no sabés por dónde comenzar.

Ese momento es esencial para vos como emprendedor por que te estás dando el valor de la duda y ¿qué reacciones trae la duda?:

Paso 1. Investigar sobre el tema: Si no tenés dudas es por que sos un experto o solo estas soñando. (No leer el paso 2)

Paso 2. Investigar hasta tener claro qué es emprender (Te recomiendo leer artículos, libros que te ayuden a desarrollar esa habilidad para emprender)

Paso 3. Rodearte de personas que hablen el mismo lenguaje (emprendedor) que vos: Esto ayudará a resolver dudas y saldrán nuevas que te ayudarán a saber más.

Después de haber leído y tener la guía a seguir para desarrollar tu idea es momento de:

Paso 4. Es hora de comenzar a desarrollar esa grandiosa promesa de negocio: No olvides que es tu idea, que sólo vos sabés sobre lo que vas a resolver y que la vas a plasmar con el objetivo de convencer a alguien para que adquiera el servicio o producto que vas a lanzar al mundo.

Si lográs darle sentido a esa idea y que otras personas entiendan lo que estás desarrollando es porque ya no sos un soñador, sino un emprendedor

Fuente: Emprendices 

Abrir chat